Geriatricarea Tena

Claves para un envejecimiento saludable

geriatricarea Sara González Blázquez AmavirUn artículo de Sara González Blázquez
Jefe Médico de Grupo Amavir

 

A pesar de que la genética juega un papel muy importante en el envejecimiento, no existe ninguna norma o regla que pueda indicar la forma en la que se produce este proceso, y el individuo tiene la capacidad, con los hábitos y actitudes desarrollados a lo largo de su vida, de poder optar a un envejecimiento más complaciente.

La OMS acuñó el término envejecimiento activo como el proceso de optimizar las oportunidades de salud, participación y seguridad en orden a mejorar la calidad de vida de las personas que envejecen.

Además de mantener una actividad física regular, es muy importante permanecer activo social y mentalmente, realizando diferentes actividades culturales, sociales y educativas. Mantener un envejecimiento activo permite a los mayores contar con independencia, participación y con aumento de la dignidad.

El declive cognitivo que se produce con el paso del tiempo puede minimizarse con la práctica de ejercicios y con la actividad intelectual. Desde el punto de vista de la psicología en la salud, los estilos de vida tienen una importancia crucial en la promoción de la salud y prevención de enfermedades.

Según diferentes estudios, el afecto positivo reduce la mortalidad de las personas mayores, y variables como el optimismo y el pensamiento positivo están relacionadas con la satisfacción en la vejez.

geriatricarea trabajadora social amavir

El envejecimiento activo es considerado un concepto biopsicosocial que engloba aspectos psicológicos y sociales

Recomendaciones para lograr un envejecimiento saludable

Una alimentación saludable que equilibre la ingesta de alimentos con la energía consumida aumentará la calidad de vida. No es necesario recordar la importancia de la actividad física, especialmente a partir de los 65 años. Una persona activa mitigará muchos de los cambios del organismo que se producen de forma natural a partir de cierta edad, retrasando gracias al ejercicio problemas de dependencia e incrementando la autonomía.

La pérdida de memoria, el Alzheimer o la demencia senil son algunas de las enfermedades que más preocupan a los mayores. Un buen descanso y trabajar los conocimientos de la persona ayudan a cuidar la mente. Por último, es de vital importancia que los mayores acudan a realizar las pruebas médicas pertinentes de forma periódica.

En resumen, el envejecimiento activo es considerado un concepto biopsicosocial y, no se reduce únicamente al cuidado de la salud, sino que engloba aspectos psicológicos y sociales. Para lograr envejecer activamente es necesario promocionar hábitos saludables, trabajar las funciones cognitivas, prestar especial atención a las relaciones emocionales y participar de forma activa en cuestiones sociales.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Opinión

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*