Geriatricarea Tunstall

Contar con un dietista-nutricionista en la atención primaria puede prevenir enfermedades crónicas

La incorporación de la figura del dietista-nutricionista en la atención primaria puede prevenir enfermedades crónicas muy costosas como la obesidad, la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, y el cáncer, tal y como expresó la Presidenta del Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Cataluña (CoDiNuCat), Nancy Babio, en una comparecencia en la Comisión de Salud del Parlamento de Cataluña.

geriatricarea dietista-nutricionista atención primaria

Nancy Babio ha abogado por la incorporación de la figura del dietista-nutricionista en atención primaria en una comparecencia en la Comisión de Salud del Parlamento de Cataluña

Y es que, tal y como afirma esta experta, “un adecuado tratamiento dietético es esencial en la promoción de la salud, en la prevención y tratamiento de estas enfermedades crónicas”. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud seis de cada diez enfermedades están relacionadas con la alimentación: hipertensión arterial, consumo de alcohol, colesterol elevado, deficiencia de hierro, sobrepeso y obesidad.

Nancy Babio añadió que la propia OMS destaca que “la prevención de la obesidad y de las enfermedades cardiovasculares deben ser una prioridad de la salud pública y recomiendan el control mediante un tratamiento integral y multidisciplinar y con la implicación de diversos profesionales de la salud entre los que destacan al dietista-nutricionista.

La Presidenta del Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Cataluña aportó datos muy relevantes, como que en Cataluña, según la encuesta de Salud de Cataluña, casi el 50% de los adultos padecen exceso de peso; el 24% de la población tiene presión arterial alta; el 20,9%, el colesterol elevado; 7,4%, diabetes y 10, 9%, anemia. Estas patologías se agravan en las personas con menos recursos y resulta especialmente alarmante la prevalencia de exceso de peso en niños, resaltando que, por primera vez, los niños de hoy vivirán menos que sus padres dado el avance de las enfermedades derivadas de la obesidad.

Nancy Babio hizo referencia también a diversos estudios internacionales que avalan que la incorporación del dietista-nutricionista en la atención primaria ahorra sustanciales costes en medicamentos, visitas médicas e ingresos hospitalarios. Por ejemplo, en Nueva Zelanda por cada dólar invertido en tratamiento dietético se produce un ahorro de 6,40 dólares en medicamentos y en atención hospitalaria. Asimismo, en pacientes con hipercolesterolemia, por cada dólar invertido se ahorra 5 dólares en estatinas y otras intervenciones.

Resaltó también que la Asociación Holandesa de Dietistas afirma en un estudio realizado en el año 2012, que cada euro invertido en un tratamiento dietético supone un ahorro de hasta cuatro euros en otros costes de salud. Por todo ello, sentenció que los dietistas-nutricionistas son una inversión en salud.

La Presidenta del CoDiNuCat aprovechó su intervención para alertar de los males derivados de las dietas milagro y de los consejos de los falsos especialistas e intrusos en la profesión, destacando recomendaciones como el uso de plantas y jarabes para combatir el cáncer y otras enfermedades. “Es habitual que en una consulta médica el profesional dedique una buena parte de su tiempo a desmentir estas falsedades, que tanto daño hacen a la población”, afirmó.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*