Geriatricarea Tunstall
By 16 octubre, 2013 0 Comments Leer más →

“Debemos desarrollar nuevos alimentos adaptados a las necesidades del mercado senior sin renunciar por ello al placer de comer”

Entrevista a Matxalen Uriarte, responsable del área de Nuevos Alimentos de la Unidad de Investigación Alimentaria en AZTI-Tecnalia e impulsora del Symposium Growing young

La población de edad avanzada está llamada a convertirse en uno de los segmentos de mercado más importantes de la industria alimentaria. Y para dar a conocer las claves de este nuevo mercado, AZTI-Tecnalia y Basque Culinary Center, con la colaboración de AFCA (Asociación de Fabricantes y Comercializadores de Aditivos y Complementos Alimentarios), organizan el Symposium “Growing young, que se celebrará el 17 de octubre en Donostia-San Sebastián. Será, sin duda, una excelente oportunidad para profundizar y debatir sobre las necesidades, preferencias y el perfil sociológico de estos consumidores, aspectos clave a la hora de diseñar, con éxito, nuevos productos.

Para saber más sobre este congreso y sobre las tendencia en alimentación para personas mayores entrevistamos a Matxalen Uriarte, responsable del área de Nuevos Alimentos de la Unidad de Investigación Alimentaria en AZTI-Tecnalia y una de las impulsoras de este encuentro.

geriatricarea Symposium sobre Alimentación y Envejecimiento Growing young

¿Con qué objetivo nace Symposium sobre Alimentación y Envejecimiento Growing young?

En nuestra sociedad hay un porcentaje de población muy elevado de gente en torno a los cincuenta años que son personas activas, con capacidad de decisión y con una experiencia vital muy diferente a la generación anterior. El proceso de envejecimiento asociado a mantener una buena salud y un estado activo de la persona es una tendencia que se impone en la sociedad actual, y el sector de la alimentación debe ser consiente de ello, del importante mercado que suponen las personas que aún no son muy mayores.

En este sentido, uno de los objetivos fundamentales del Symposium Growing young será concienciar a la industria alimentaria de la estrecha relación que existe entre alimentación y placer para este segmento de población que, además, cuenta con un alto poder adquisitivo. Y es que un buen estado anímico influye en una mejor salud y calidad de vida. Como se expondrá en este encuentro se puede innovar en nuevos alimentos adaptados a las necesidades del mercado senior sin renunciar por ello al placer de comer.

¿Son conscientes las empresas españolas de las oportunidades de negocio, actuales y futuras, que ofrece la población senior?

La industria alimentaria española tiene un largo camino que recorrer, ya que todavía no está enfocada hacia el público senior, y eso pese al numeroso y creciente turismo europeo de edad avanzada que recibimos. También es cierto que en Europa la población, en general, está más sensibilizada por mejorar su salud a medida que envejece, algo de lo que en nuestro país carecemos, posiblemente porque nuestra dieta tradicionalmente ha sido más saludable, aunque esto está cambiando.

Pero también contamos con una ventaja competitiva, ya que aunque los españoles somos reacios a comprar los productos que ya se consumen en Europa, por nuestra cultura gastronómica estamos en condiciones aportar al mercado productos alimenticios vinculados al placer.

En el contexto demográfico actual, las empresas están comenzando a ser conscientes del potencial de este mercado pero llevan un corto recorrido en este aspecto, y aunque quizás tengan otras prioridades en este momento de crisis como el actual no deben renunciar a las oportunidades que ofrece, fundamentalmente de cara a la exportación.

¿Las personas de edad avanzada son proclives a probar nuevos productos o los rechazan?

Esta es una cuestión clave que trataremos en Growing young. Las personas de unos 50 años envejecen escalonadamente y no son realmente conscientes de cuando bajan un escalón, ya que la mente está varios años por detrás y la persona tarda en adaptarse a su nueva situación fisiológica. No nos gusta reconocer que con el paso del tiempo nos hacen falta productos concretos para cubrir ciertas carencias propias del envejecimiento.

No es raro el caso de personas mayores que compran papillas para bebes creyendo que nutricionalmente son adecuadas, sin serlo, ya que si alguien les ve comprando en supermercado va a pensar que son para sus nietos, cuando realmente las adquieren al sufrir un pequeño problema de deglución.

El enfoque del producto y la forma de llegar al consumidor seguramente son puntos en el que no hemos trabajado adecuadamente. Etiquetas excesivamente pequeñas, formatos inadecuados o colocar los productos en un área específica para gente mayor son aspectos a mejorar, ya que generan rechazo en el consumidor.

Los aspectos sociológicos y psicológicos no siempre se han tenido en cuenta a la hora de lanzar nuevos productos al mercado, y es algo fundamental ante un consumidor cada día más exigente y con una vivencia personal muy diferente a la generación anterior. De todo ello debatiremos en el symposium.

geraiatricarea axti tecnalia investigación alimentos

“Uno de los objetivos fundamentales del Symposium Growing young será concienciar a la industria alimentaria de la estrecha relación que existe entre alimentación y placer para la población senior”

En estos tiempos de crisis, ¿la investigación está al alcance solo de las grandes firmas multinacionales?

Si bien es cierto que son las grandes multinacionales las que están apostando más por el consumidor senior, en estos momentos hay pymes de nuestro país que están desarrollando productos gourmet, que apuestan por innovar y que aunque no cuenten con grandes recursos se están asociando con centros de investigación para lanzar nuevos productos.

Se están realizando avances muy interesantes en alimentos funcionales y vinculados a la salud pero el producto senior sigue sin estar bien definido, incluso desde el punto de vista científico, fundamentalmente por la falta de una clasificación correcta de los estadios del envejecimiento.

¿Realmente existen alimentos que alargan la vida?

La personas somos como las máquinas: cuanto mejor es el mantenimiento, mayor es la vida útil. Y es que el metabolismo humano actúa como una red expandida que debe ser uniforme. No existen alimentos “milagro”, sino que el aporte de alimentos en su conjunto debe ser correcto para equilibrar la red. En este sentido, hemos de ser conscientes de que a medida que envejecemos las necesidades varían.

Por ejemplo, con el paso del tiempo el organismos tiene más dificultades para reconstruir la proteína para la musculación y realizar un aporte externo de proteína ayuda a que el organismo no tenga que realizar excesivo trabajo para sintetizar los aminoácidos necesarios. A esto hay que unir, por supuesto, otros condicionantes como la genética o la predisposición a padecer ciertas enfermedades.

Se tiene la idea de que la alimentación para las personas de edad más avanzada es aburrida ¿es cierto?

No tiene por qué serlo, si bien no se puede negar que es difícil innovar en alimentos para estas personas por las deficiencias sensoriales que presentan. Muchas veces creen percibir los alimentos por el recuerdo que tienen de ellos y al servirlos en forma de purés no se despierta ese recuerdo y se genera rechazo o desmotivación.

Por ello debemos incidir en aspectos como la textura, el olor o la forma en la que se presentan los alimentos para despertar el placer. Por ejemplo, en Azti estamos trabajando con surimi como un producto adecuado para aporte de proteínas y que, además, ofrece la ventaja de poder presentarlo en infinidad de formatos y en sabores diferentes.

Hay que tener en cuenta que aquí entran también en juego otros aspectos ligados a la funcionalidad del servicio. En hospitales y residencias se deben servir las comidas en un tiempo determinado y en ciertas condiciones, y los purés son una solución práctica a la hora de aportar los nutrientes que las personas necesitan…. Pero siempre se puede hacer algo más.

geriatricarea azti tecnalia texturas

“En Azti estamos trabajando mucho en las escalas de percepción sensorial de la textura de los alimentos en función de las diferentes franjas de edad”

En estos momentos, ¿cuáles son las principales líneas de investigación en la alimentación para personas mayores?

Además de en la vertiente puramente nutricional o fisiológica, se están obteniendo interesantes resultados en aspectos como la mejora de la calidad sensorial de los alimentos ligado a las preferencias de los consumidores. También se está trabajando para determinar las franjas de edad del envejecimiento con objeto de desarrollar nuevos alimentos funcionales adecuados para cada persona y que éstos aporten realmente un beneficio al organismo.

Además de en la vertiente puramente nutricional o fisiológica, se están obteniendo interesantes resultados en aspectos como la mejora de la calidad sensorial de los alimentos ligado a las preferencias de los consumidores. También se está trabajando para determinar las franjas de edad del envejecimiento con objeto de desarrollar nuevos alimentos funcionales adecuados para cada persona y que éstos aporten realmente un beneficio al organismo.

En el caso concreto de Azti estamos trabajando mucho en las escalas de percepción sensorial de la textura de los alimentos en función de las diferentes franjas de edad. También estamos investigado si la percepción o preferencia hacia los alimentos está directamente relacionada con la edad o simplemente con los tipos de personas.

A nivel de producto, estamos investigando para dar nuevas aplicaciones tecnológicas a los ingredientes en función de las escalas de texturas para afrontar los diferentes problemas de deglución. También estamos trabajando en cómo despertar el apetito en las personas de edad muy avanzada para evitar el llegar a caer en la malnutrición.

 

Sobre la entrevistada: Matxalen Uriartegeriatricarea Mataxlen Uriarte Alimentos de la Unidad de Investigación Alimentaria en AZTI-Tecnalia

Matxalen Uriarte es Doctora en Ciencias Médicas (Bioquímica) por la universidad de Leuven (BE) y responsable del área de Nuevos Alimentos de la Unidad de Investigación Alimentaria en AZTI-Tecnalia, compuesta por un equipo multidisciplinar que trabaja en la funcionalidad de compuestos alimentarios para su aplicación en el desarrollo de nuevos productos.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Entrevistas

Escribe un comentario

*