Geriatricarea Meritene Nestlé

Decálogo preventivo para promocionar el envejecimiento activo

Un artículo de Carlos Martín LorenzoGeriatra y Director Médico del Centro Sociosanitario Hermanas Hospitalarias de Palencia

Envejecer es una aspiración legítima del individuo y es obligación de la sociedad, y entre ella de sus profesionales sanitarios, el poner en marcha las medidas necesarias para que este envejecimiento se realice en condiciones óptimas.

Una vez conseguido el objetivo de alargar la vida hasta lo razonable es necesario conseguir que esta última y cada vez más larga etapa se desarrolle en condiciones de vitalidad, actividad y participación en la sociedad, para suprimir los límites que tradicionalmente se han asociado a la edad.

geriatricarea Decálogo preventivo para promocionar el envejecimiento activo

Fomentar el envejecimiento activo permite mantener una vida independiente durante el mayor tiempo posible

La mejor garantía de una vejez sana es el mantenimiento de hábitos saludables durante toda la vida, como el seguimiento de una dieta adecuada, la práctica regular de ejercicio físico adaptado a la edad, evitar el consumo de tóxicos (alcohol, tabaco, otras drogas…).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha adoptado la expresión “envejecimiento activo” como el proceso de aprovechamiento y optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad, con el fin de aumentar la esperanza de vida sana a medida que las personas envejecen y la calidad de vida en la edad avanzada. El factor con más peso en el envejecimiento saludable es mantener una vida independiente durante el mayor tiempo posible.

Esta mayor longevidad se acompaña de un aumento de enfermedades, sobre todo las crónicas, por lo que los programas de prevención deben ir dirigidos hacia ellas. Un tercio de los mayores de 65 años tiene alguna discapacidad que le provoca dificultades para realizar las actividades de la vida diaria.

La actuación preventiva en este grupo de edad tendrá como objetivo el aumento de la expectativa de vida activa o libre de incapacidad, es decir, prevenir el deterioro funcional y, cuando éste se ha producido, recuperar el nivel de función previo para que la persona mayor pueda permanecer con el mayor grado de independencia posible, manteniendo su proyecto de vida.

Las actividades preventivas están destinadas a todas las personas a medida que envejecen, incluyendo a personas mayores sanas o enfermas, ancianos frágiles o pacientes geriátricos. Estas medidas deben estar basadas en una valoración geriátrica integral, que permita detectar a la persona mayor de riesgo o la que ya padece alguna enfermedad, e implementar las modificaciones en su estilo de vida de forma individualizada.

Existen evidencias que demuestran que el uso de medidas de promoción de la salud y determinadas intervenciones sanitarias y sociales, permiten comprimir en la última etapa de la vida la aparición de enfermedades y así tener más años libres de discapacidad.

Decálogo preventivo para promocionar el envejecimiento activo
1- Coma poco, pero coma bien (dieta mediterránea) y beba moderadamente.

2- Evite el tabaco y el contacto con otros tóxicos.

3- Mantenga una actividad física moderada.

4- Cuide su salud (vacúnese, vigile y trate los factores de riesgo, protéjase de los traumatismos, no deje que la tristeza amargue su vida).

5- Evite la soledad: asóciese, agrúpese, emparéjese.

6- Nunca deje de estudiar, o al menos de leer.

7- Manténgase informado de lo que pasa a su alrededor.

8- Diviértase; si es posible, mejor en compañía.

9- Programe su jubilación; ocupe su tiempo libre.

10-Nunca es tarde para emprender y mucho menos para aprender.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Opinión

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*