By 12 febrero, 2018 0 Comments Leer más →

El año pasado más de la mitad de los mayores de 65 años padeció gripe

A final del pasado año, más de la mitad de los mayores de 65 años había padecido gripe, hecho al que hay que añadir que, en 2016, 8 de cada 10 mayores diagnosticados de gripe no estaban vacunados.

A la vista de estos datos, desde Sanitas Mayores recuerdan que uno de los principales recursos para atacar a la gripe es la prevención y las vacunas, descartando la toma de antibióticos que puede desarrollar resistencia al medicamento y otros efectos nocivos como la destrucción de las bacterias necesarias para el organismo.

Geriatricarea gripe mortalidad personas mayores

Tanto en los casos de gripe como de resfriado común no está indicado el consumo de antibióticos

En 2017 más de la mitad de los mayores de 65 años había padecido gripe, el 55,8% de los hombres y el 52,6% de las mujeres. Muchos de estos mayores deciden combatirla, erróneamente, con antibióticos, convirtiéndola en una de las principales causas para el auto-tratamiento con este tipo de fármacos. Otras dolencias que motivan esta automedicación son las infecciones respiratorias, cutáneas y urinarias.

Según un estudio realizado a 240 pacientes de más de 75 años, 3 de cada 10 de ellos afirmaron automedicarse, bien con fármacos (22,9%) o con productos de herboristería (el 15,4%). Entre los fármacos, los analgésicos y aquellos indicados para el resfriado eran los más comunes, lo que representa el 30,9% y el 27,2% respectivamente.

Tanto en casos de gripe como de resfriado común, los antibióticos no están indicados, salvo en aquellos casos en los que se produce una sobreinfección bacteriana que cause otitis, sinusitis, bronquitis o neumonía (representan menos del 3% de los casos) y siempre bajo prescripción médica.

“El uso de antibióticos para tratar la gripe es una de las mayores confusiones en torno a esta afección vírica. La toma de antibióticos está indicada para el tratamiento de infecciones producidas por bacterias. Tomarlos cuando se padece una gripe no solo no va a curarla sino que puede crear en el paciente una resistencia al medicamento que lo volverá ineficaz cuando realmente lo necesite”, advierte Conchita García, doctora de la Dirección Asistencial de Sanitas Mayores.

Para combatir la gripe, lo mejor la prevención

Si bien no hay una receta infalible para curar la gripe, es posible reducir notablemente sus síntomas más agudos, como la fiebre o el dolor de cabeza, con analgésicos o fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE), teniendo siempre presente que el mejor método para combatir la gripe es prevenirla.

“La mejor manera de prevenir la gripe estacional es la vacuna anual contra ella. Esta vacuna reduce la hospitalización en una horquilla de entre el 50 y el 70%, la neumonía en un 60% y la muerte en un 85%. En 2016, 8 de cada 10 de los pacientes mayores diagnosticados de gripe no estaban vacunados, afirma Conchita García.

Otros consejos para reducir el riesgo de transmisión, además de la vacunación en mayores, pasan por evitar el contacto cercano con personas contaminadas (al menos 2 metros); evitar el contacto directo de las manos con los ojos y boca antes de lavarlos; lavar las manos frecuentemente con agua y jabón (o una solución alcohólica apropiada); y evitar permanecer en ambientes con poca circulación de aire y con presencia de muchas personas.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*