Geriatricarea Tunstall

HelpAge denuncia la desigualdad de género en las personas mayores

HelpAge ha elaborado un informe en el que se explica diferentes cuestiones sobre la desigualdad de género en las personas mayores y analiza cómo está trabajando y actuando la política externa y de desarrollo de la UE con respecto a la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

Este estudio proporciona recomendaciones sobre cómo estas políticas se pueden implementar de forma que beneficien a todas las personas mayores; algo fundamental en el actual contexto de cambio demográfico.

Geriatricarea HelpAge desigualdad de género en las personas mayores

Este informe aborda cuestiones sobre la desigualdad de género en las personas mayores y analiza cómo está trabajando y actuando la UE al respecto

Y es que, tal y como se apunta desde HelpAge, frecuentemente las discriminaciones de género se relacionan con otros aspectos, tales como la edad, las condiciones físicas, el estado civil, la raza, la orientación sexual, la clase y el estatus social. El hecho de que la discriminación de género vaya acompañada de una discriminación por motivos de edad, provoca que las personas mayores sean objeto de nuevas y distintas formas de discriminación.

Así, por ejemplo, en este informe se indica que las mujeres mayores pueden llegar a ser particularmente vulnerables y llegar a perder sus medios de subsistencia a causa de su bajo status, la falta de conocimiento de sus derechos, o leyes locales que les impidan heredar propiedades.

HelpAge advierte que, con demasiada frecuencia, se considera que las mujeres mayores son inversiones poco rentables en cuestiones de educación o formación profesional, y por lo tanto no disfrutan de igualdad de oportunidades a la hora de recibir educación, como por ejemplo el aprendizaje de tecnologías de la información.

En cuestiones como la prestación de servicios financieros, la falta de información que las mujeres mayores pueden tener para apoyar sus decisiones de crédito pueden llevar, con frecuencia, a que los proveedores consideren la edad como un indicador de riesgo. Son consideradas mujeres mayores aquellas de más de 55 años y este hecho les perjudica desproporcionadamente ya que, además, de media viven más que los hombres.

Ante este situación, desde la red europea de HelpAge se insta a la UE a tener en cuenta el envejecimiento global y a enfocar de manera urgente la atención sobre la discriminación hacia la población mayor en su trabajo sobre la igualdad de género y en el empoderamiento de la mujer.

En este sentido, los ambiciosos objetivos del Plan de Acción para la Igualdad de Género ofrecen oportunidades para que la UE incluya, aún en mayor medida, a los mayores en su cooperación al desarrollo y trate las discriminaciones de género en todas las etapas de la vida.

Por ello HelpAge insta a la Comisión Europea y al Servicio Europeo de Acción Exterior a que asegure la competencia y los recursos suficientes para habilitar el Plan de Acción para la Igualdad de Género, teniendo en cuenta los compromisos que hacen particularmente las personas mayores o que afectan especialmente a los mayores.

También se pide que el Parlamento Europeo examine detenidamente la implementación del Plan de Acción y garantizar su plena atención en todas las etapas de la vida, y a la Comisión Europea y a los Estados Miembros de la UE a indagar cómo mejorar la aplicación de los marcadores de género, garantizando una integración completa de la edad de acuerdo con la propuesta hecha desde la DG ECHO siguiendo el marcador de Género-Edad.

Además, dado que la UE ha reafirmado los compromisos en una serie de marcos internacionales clave relacionados con los derechos de la mujer, y se posiciona como un defensor poderoso a nivel global con respecto a estas cuestiones, se le solicita que desempeñe un papel activo a la hora de fomentar una mayor acción global para abordar el fracaso en la implementación de marcos internacionales en cuanto a los derechos de las mujeres mayores.

Por otra parte, ante la barrera que suponen el fracaso continuo en la recogida de información sobre la tercera edad y la falta de evidencia en cuanto a temas de género a la hora de aplicar estos marcos, HelpAge pide a la UE y a sus Estados Miembros la recopilación y el análisis de información desagregada por sexo y por edad en todos los contextos, e invertir, donde sea necesario, en el aumento de datos para garantizar que sean fiables en todas las etapas de la vida. Todo ello teniendo en cuenta la discriminación interseccional y acumulativa en los análisis contextuales sobre género, y eliminando el límite superior en los indicadores de edad, incluyendo indicadores específicos sobre violencia contra las mujeres.

El informe al completo puede consultarse aquí.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*