Geriatricarea Tena

La jubilación: afrontarla de manera activa y saludable

Un artículo de Esther Prieto
Trabajadora Social en Cognitiva Unidad de Memoria Chamartín

El incremento de la población mayor como consecuencia del aumento en la calidad de vida es una realidad social y demográfica que está de manifiesto. La etapa de la jubilación plantea interesantes retos a las personas que, entre otras cosas, han de aprender a ocupar el tiempo libre del que disponen de forma satisfactoria y significativa.

La profesión ocupa una gran parte del transcurso de la vida. Por ello, tras la jubilación se genera un gran vacío de todo ese tiempo invertido en el mundo laboral, que si no se aborda y suple con otras ocupaciones pueden provocar sentimientos depresivos en la persona. La jubilación es una fase que modifica la estructura de funciones, los hábitos, la organización de la vida diaria y repercute intensamente sobre el sentido de eficacia y de competencia personales.

geriatricarea Cognitiva Unidad de Memoria Chamartín jubilación envejecimiento activo.jpg

El envejecimiento activo consiste en disfrutar de una buena calidad y sentido pleno de la vida

Con la afiliación a grupos en la jubilación se recupera esta organización del tiempo, por supuesto en forma más flexible y voluntaria.

Es importante tener en cuenta que los roles de género prevalecientes en nuestra cultura, conllevan a que las mujeres experimenten de manera diferente la jubilación, dado que ellas continúan realizando las mismas actividades extra-laborales que ya tenían. Por lo que, siguen ejerciendo y asumiendo el rol de cuidadora (hijos, nietos) y realizando las tareas propias del hogar.

Por ello, según diversos estudios, la jubilación es un momento más difícil abordar de manera satisfactoria por los hombres. Sin embargo, esto para las próximas generaciones irá cambiando dada la responsabilidad compartida que empieza a existir en dichas actividades extra-laborales.

A parte de esta cuestión, la forma en que se envejece depende de los factores de personalidad y de las circunstancias en que se encuentra la persona. Y para afrontar el envejecimiento de forma exitosa la persona jubilada tiene que elegir su nivel de participación en la sociedad, y por lo general las personas que fueron activas durante su vida profesional, en esta nueva etapa deben crear y modificar su red social, para cubrir la falta de actividad laboral con actividades que les motiven y les hagan seguir activos.

Nunca es tarde para empezar aprender algo que siempre les hubiera gustado hacer, ampliar conocimientos o incluso proponerse nuevos retos. Existen multitud de actividades de ocio, lúdicas, culturales, deportes, talleres: informática, pintura, fotografía, cocina, de memoria, etc. para personas mayores, que se adaptan a las condiciones de salud, independencia y autonomía.

Es muy importante desarrollar alguna actividad física, son números los beneficios: libera tensión, se concilia mejor el sueño, es beneficio para la salud, etc. Igual de significativo es la actividad mental, es decir, ejercitar el cerebro, ya que es un músculo que también se necesita trabajar, por ello es muy recomendable realizar ejercicios de estimulación cognitiva.  Cuidar en definitiva el cuerpo y la mente.

En líneas generales, el envejecimiento activo consiste en disfrutar de una buena calidad y sentido pleno de la vida. La jubilación es una etapa más y un momento en el que muchas personas deben, quieren y pueden reinventar su propia vida

Es importante para ello, que Instituciones y entidades públicas y privadas generen y promuevan los medios necesarios para que las personas mayores estén integrados y formen parte activa de la Sociedad.

Disfrutar de un envejecimiento activo y de las oportunidades que ofrece esta etapa de la vida, reemplazando los vacíos del ámbito laboral con actividades de interés, dado que jubilarse de la actividad profesional no significa hacerlo también de la vida.

Sobre la autora: Esther Prieto

Esther Prieto es Graduada en Trabajo Social (Nº de Colegiada 8509-M) y Máster en Trabajo Social Comunitario, gestión y evaluación de los Servicios Sociales, ambos títulos otorgados por la Universidad Complutense de Madrid. Dispone de una amplia experiencia y trayectoria profesional en el sector de la dependencia y personas mayores. Trabajadora Social en Cognitiva Unidad de Memoria Chamartín.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Opinión

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*