Geriatricarea Meritene Nestlé

La lengua de signos es ya un criterio necesario en la prestación del servicio de teleasistencia

La lengua de signos se ha incorporado como criterio necesario en la prestación del servicio de teleasistencia básica y avanzada, tal y como lo contempla una Resolución de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad por la que se publica el Acuerdo del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, sobre determinación del contenido del servicio de teleasistencia básica y avanzada.

geriatricarea teleasistencia lengua de signos CNSE

Los servicios de teleasistencia deberán prestarse también en lengua de signos

Desde la Confederación Estatal de Personas Sordas – CNSE se ha manifestado su satisfacción por esta medida ya que, tal y como indica su presidenta, Concha Díaz, tras la publicación de esta resolución “ningún servicio de teleasistencia que se financie con fondos públicos podrá seguir marginando a las personas sordas ni a cualquier otra persona con discapacidad”, una reivindicación que recuerda llevamos años planteando tanto ante los diferentes grupos políticos, como ante la propia Administración”.

Y es que desde el año 2010 esta entidad ha puesto en marcha distintas iniciativas dirigidas a lograr una atención digna, de calidad y sin barreras para las personas mayores sordas, entre las que se destacan el proyecto piloto de teleasistencia TELPES que recibió el Premio IMSERSO 2010, o la realización del estudio “Hacia la Autonomía y Participación de las personas mayores sordas en España”, junto a la Fundación Vodafone España, en el que se ponía de relieve que este colectivo estaba claramente excluido de los servicios de teleasistencia al basarse ésta en el canal de voz y en el texto escrito, y obviar el uso de la lengua de signos. Gracias a la destacada repercusión pública de dicho estudio, la CNSE logró incluir una línea estratégica relacionada con las personas mayores sordas en el Marco de Actuación para las Personas Mayores que el Gobierno aprobó en 2015.

Asimismo, CNSE implementó el pasado año VidAsor, un servicio de videoasistencia y acompañamiento accesible para personas mayores sordas pionero en España que permite tanto a las personas mayores sordas (una cifra que asciende a 761.600 según datos del INE), como a personas sordas con gran incapacidad, en situación de dependencia o especial vulnerabilidad, disponer tanto de acompañamiento en su vida diaria como de asistencia personal para recordar citas médicas, hacer consultas sobre medicación o autocuidado, o solicitar apoyo para la gestión de documentos, entre otras cuestiones.

“Se trata de un servicio basado en la videoconferencia, totalmente accesible para las personas sordas ya sean estas usuarias de la lengua de signos o de la lengua oral, y que está atendido por mediadoras y mediadores sordos y otros profesionales tanto de la propia CNSE como de nuestra red asociativa, con experiencia en la comunicación con personas sordas y en el trabajo con personas mayores sordas”, destaca Concha Díaz.

Este innovador programa cuenta con la financiación del 0,7 del IRPF y de la Fundación ONCE y con el apoyo metodológico de ASISPA y tecnológico de la empresa española OMNI. La presidenta de la CNSE hace hincapié en la necesidad de que “este servicio siga contando con el apoyo de la Administración Pública para que pueda consolidarse y así llegar a atender a todas aquellas personas mayores sordas que lo necesiten, superando de una vez la histórica exclusión de este colectivo en el ámbito de la teleasistencia”.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*