Geriatricarea Tunstall

La población española mayor de 60 años descuida su salud bucodental

Las personas mayores sufren cambios orales que afectan a su estado de salud bucodental, lo que incide directamente en su calidad de vida. Pese a ello, la población española a partir de los 60 años es la que menos se preocupa por la higiene dental y solo el 41% de ellos realiza revisiones odontológicas cada seis meses, tal y como revela un estudio sobre Prevención e Higiene Bucodental realizado por Vitaldent en colaboración con la Universidad de Santiago de Compostela.

geriatricarea salud bucodental Vitaldent

A partir de los 60 años es frecuente descuidar la salud bucodental

Y es que a partir de los 60 años es más frecuente descuidar la salud bucodental, precisamente cuando es el momento más se deben extremar los cuidados de la boca, ya que las dolencias bucodentales son más comunes por el envejecimiento dental.

En este sentido, Gustavo Camañas, miembro de la Comisión Médica de Vitaldent advierte que “es habitual que, aunque las personas mayores tengan más problemas y dolencias dentales, sean las que menos se cuidan y visitan al especialista. Esto se debe, principalmente, a la aceptación generalizada de que son inevitables ciertas dolencias con el paso de los años, la ausencia de energía y dinamismo propio de la edad que provoca más pereza a la hora de repetir ciertos hábitos como lavarse los dientes”.

Según apunta este especialista, “es habitual que las personas de edad avanzada sufran una mayor presencia de caries, en gran medida por la desmineralización del diente por los ácidos de la placa bacteriana. Además es normal que vean agravada su sensibilidad dental por la retracción de las encías y la mayor exposición de la raíz del diente”. Con el objetivo de sensibilizar a la población de la importancia de mantener una correcta salud bucodental, Gustavo Camañas destaca las principales patologías bucodentales durante el envejecimiento:

· Enfermedad periodontal: es un trastorno que aparece principalmente a partir de los 40 años. Señales como el sangrado o inflamación de las encías, la halitosis o el mal sabor de boca son síntomas que pueden ayudarnos a detectarla a tiempo.

· Pérdida de la dentadura: aproximadamente, el 20% de las personas mayores ha perdido ya más de la tercera parte de su dentadura. Con el paso del tiempo, la retracción de las encías deja al aire la raíz del diente con lo que éste pierde sujeción y puede llegar a caerse. Esto influye negativamente en su salud, pero también en su vida cotidiana, ya que se ve afectado el proceso digestivo, el habla y las relaciones sociales.

· El uso incorrecto de las prótesis y una mala higiene bucodental provocan severos problemas: la acumulación de placa bacteriana bajo las prótesis dentales contribuye al mal aliento y a la aparición de sarro. Asimismo, una prótesis mal adaptada puede, además de dificultar el habla y la masticación, provocar irritaciones en la mucosa oral

· Enfermedades sistemáticas como diabetes, afecciones cardíacas o cáncer: se ha comprobado que los pacientes con estas patologías, que tienen mayor prevalencia a partir de los 60 años, tienden a desarrollar ciertos problemas orales.

Para evitarlas, desde Vitaldent se advierte que las personas mayores deben llevar a cabo un cuidado bucodental no solo dirigido a mantener una salud bucodental correcta, sino también encaminado a la prevención de cualquier patología, al correcto uso de las prótesis dentales y a la detección de cualquier cambio anormal en la cavidad bucal. Para ello, Gustavo Camañas recomienda seguir estos consejos para mantener una correcta higiene bucodental:

· Acudir a revisiones de manera frecuente. Al menos dos veces al año. Se recomienda que comuniquen a su dentista cualquier problema de salud, para que comprenda su situación general y pueda personalizar al máximo su cuidado.

· Usar cepillos eléctricos después de cada comida. Algunaspersonas con artrosis, enfermedad que limita el movimiento, pueden tener dificultad para cepillarse los dientes. En estos casos es aconsejable recurrir a aparatos especiales, como cepillos eléctricos, que faciliten su higiene diaria.

· Limpieza bucal completa. Además del cepillado, también es importante usar hilo dental y un enjuague bucal con agente antibacteriano que complete nuestra higiene bucodental.

· Usar un dentífrico especial. Lasencías se retraen con el paso del tiempo exponiendo las raíces, por lo que debemos usar un dentífrico especifico que reduzca la sensibilidad dental.

· Cuidar la dentadura postiza.El uso de dentaduras postizas o prótesis dentales requiere de cuidados especiales y constantes para disfrutar de una buena calidad de vida. De ahí la importancia de acudir al especialista para un chequeo o un reajuste si fuera necesario.

· Enjuagues bucales e ingesta de agua. Para prevenir la sequedad bucal (xerostomía) se aconseja mantener una buena higiene dental, masticar bien los alimentos para segregar saliva, realizar enjuagues con una solución salina y bicarbonato e ingerir agua de forma a menudo.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*