Geriatricarea Tena
By 28 diciembre, 2018 0 Comments Leer más →

La SEGG publica un nuevo nuevo documento sobre anticoagulación en población anciana con fibrilación auricular no valvular

En su labor de actualización científica de los profesionales sanitarios que trabajan en pos de las personas mayores, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) ha publicado el nuevo documento sobre Anticoagulación en población anciana con fibrilación auricular no valvular.

Y es que, tal y como se indica desde la SEGG, el envejecimiento es un importante factor de riesgo para desarrollar una fibrilación auricular. Se estima una prevalencia de hasta un 9-10% en mayores de 80 años, y se asocia a un incremento de 4-5 veces del riesgo de tener un ictus embólico, con un aumento de 1,45 veces por cada década. Además, las personas mayores tienen mayor riesgo de desarrollar hemorragia severa en el seno del tratamiento anticoagulante oral.

geriatricarea Anticoagulación SEGG

La SEGG ha publicado el nuevo documento sobre Anticoagulación en población anciana con fibrilación auricular no valvular

 

Esta revisión de la SEGG se enfoca en el papel de los nuevos anticoagulantes no antagonistas de la vitamina K (ACODs) en población anciana con comorbilidades asociadas, como insuficiencia renal, enfermedad coronaria, polifarmacia o fragilidad.

En sujetos de 75 y más años, los ensayos randomizados con anticoagulantes orales directos han demostrado ser tan efectivos, o incluso superiores a la warfarina, con un buen perfil de seguridad, basado en tasas reducidas de hemorragia intracraneal.

La anticoagulación en mayores es un auténtico desafío por la frecuente asociación con condicionantes de salud relevantes que pueden modificar no solo la indicación del tratamiento, sino también el tipo y dosis de ACO, latolerancia, adherencia, la seguridad y los resultados de salud deseados. Entre estos condicionantes destacan la fragilidad, la discapacidad, la comorbilidad, la polifarmacia, el deterioro cognitivo, el riesg o de caídas, la institucionalización, el estado nutricional, los problemas en la ingesta, las alteraciones de los sentidos y los condicionantes personales y sociales.

Por todo ello, debe plantearse realizar una valoración geriátrica integral, que incluya riesgos y beneficios de la terapia, riesgo de ictus, función renal, estado cognitivo, movilidad y riesgo de caídas, polifarmacia, valoración nutricional y expectativa de vida, antes de iniciar una anticoagulación oral en ancianos.Los interesados pueden consultar y descargar aquí en el nuevo documento sobre Anticoagulación en población anciana con fibrilación auricular no valvular de la SEGG.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*