Geriatricarea Tunstall

La SEMI estudia el tratamiento de la enfermedad cardiovascular en pacientes mayores

Consciente de que las patologías cardiovasculares son la primera causa de muerte en España, el Grupo de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha presentado en la XI Reunión de Riesgo Vascular el nuevo registro NONAVASC-2, que va a estudiar cómo se maneja la enfermedad cardiovascular en pacientes mayores de 90 años.

Con este estudio “queremos investigar el tipo de tratamiento que reciben estos pacientes, si se alcanzan los objetivos de colesterol y tensión arterial, y cómo se relacionan estos tratamientos con el estado cognitivo y funcional de los pacientes”, afirma el doctor José María Mostaza Prieto, coordinador Grupo Riesgo Vascular de la SEMI.

Geriatricarea enfermedad cardiovascular SEMI

Las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la primera causa de muerte en España

Esta investigación es una continuación de otros proyectos propios de la SEMI, como el registro NONAVASC-1, en el que se ha estudiado el manejo de la fibrilación auricular en pacientes mayores de 70 años atendidos por los Servicios de Medicina Interna, o el registro PERFILAR, actualmente en marcha, en el que se evalúa el manejo de la fibrilación auricular en personas de cualquier edad atendidos en Medicina Interna.

A través de estos estudios la SEMI pretende mostrar la importancia de las enfermedades cardiovasculares, cuyas principales manifestaciones son las patologías coronarias, las cerebrovasculares (como el ictus) o la enfermedad arterial periférica.

Y que existen algunos de los principales factores de riesgo de estas enfermedades cardiovasculares, como el tabaquismo, la diabetes, el colesterol o la hipertensión arterial, pueden reducirse de forma parcial a través de una dieta sana, la realización de ejercicio físico frecuente y manteniendo un peso adecuado.

Desde la SEMI también se recomienda realizar controles ante los posibles riesgos. Por ejemplo, “el control del colesterol y la tensión arterial en los pacientes diabéticos tiene un impacto importante sobre la tasa de complicaciones cardiovasculares”, comenta el doctor José María Mostaza.

Sin embargo, en el caso de la diabetes es fundamental conocer que “el control del azúcar no reduce el riesgo de padecer complicaciones cardiovasculares”, señala este experto. Por ello, en determinados casos es preciso recurrir al tratamiento. Aun así, y tal y como indica el facultativo, “es importante valorar los beneficios e inconvenientes de poner un tratamiento al paciente, ya que generalmente es para toda la vida”.

Respecto a la tensión arterial, existen varias opciones terapéuticas distintas que deben utilizarse frecuentemente combinadas, mientras que para tener controlado el colesterol, el tratamiento de elección son las estatinas. “Actualmente se están desarrollando nuevos fármacos para reducir el colesterol, que se prevé que tengan un importante efecto en aquellos pacientes con niveles muy altos a pesar de administrarles estatinas o para tratar a personas que tengan intolerancia a estas”, afirma el coordinador Grupo Riesgo Vascular de la SEMI.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*