La terapia con oxígeno hiperbárico puede corregir los déficits conductuales asociados al Alzheimer

Un estudio de la Universidad de Tel Aviv (TAU) revela que los tratamientos con oxígeno hiperbárico pueden mejorar los síntomas que padecen los pacientes de Alzheimer. “Hemos demostrado por primera vez que la terapia con oxígeno hiperbárico puede mejorar la patología de la enfermedad de Alzheimer y corregir los déficits conductuales asociados con la enfermedad, explica el profesor Uri Ashery de la Facultad Sagol de Neurociencia y Facultad Ciencias de la Vida de TAU, quien dirigió el estudio.

geriatricarea oxigeno hiperbarico

En esta cámara, la presión del aire es dos veces mayor que la de la presión atmosférica normal

“El tratamiento se realiza mediante una cámara de oxígeno hiperbárico, que en el pasado ha demostrado ser útil para tratar heridas que tardaban en cicatrizar”, añade el profesor Uri. En esta cámara, la presión del aire es dos veces mayor que la de la presión atmosférica normal, ayudando a que la sangre transporte más oxígeno a todo el cuerpo, lo que estimula la liberación de factores de crecimiento y células madre.

Los científicos de la TAU utilizaron ratones con la enfermedad de Alzheimer y construyeron una cámara de oxígeno hiperbárico hecha a medida, adecuada para animales pequeños. Los ratones se someterlos durante 14 días a un tratamiento con oxígeno hiperbárico una hora por día y una serie de pruebas de comportamiento, así como a pruebas bioquímicas de tejidos para comprender cómo el tratamiento con oxígeno hiperbárico afecta las características patológicas asociadas con la enfermedad de Alzheimer. El tratamiento redujo las deficiencias de comportamiento en comparación con los ratones de control no transgénicos, redujo la patología de la placa en un 40% y redujo la neuroinflamación en aproximadamente un 40%.

El tratamiento con oxígeno hiperbárico es una terapia segura y bien tolerada que se usa en clínicas de todo el mundo para diversas condiciones médicas, incluidos trastornos neurológicos. “Aunque se requiere más investigación para aclarar los mecanismos beneficiosos de la terapia y evaluar sus efectos en varias poblaciones de pacientes con Alzheimer, tiene un gran potencial para el tratamiento de la enfermedad, afirma Ronit Shapira, investigador principal del estudio.

A juicio de este experto, “los efectos beneficiosos de la terapia con oxígeno hiperbárico se demostraron directamente en el tejido cerebral afectado por el Alzheimer. Suponemos que el principal desafío será iniciar el tratamiento en etapas tempranas antes de que se pierda una cantidad significativa de tejido cerebral”.

“En este estudio de marca, los efectos fisiológicos beneficiosos de la terapia con oxígeno hiperbárico se demostraron directamente en el tejido cerebral afectado por Alzheimer”, destaca el Profesor. Efrati. “Suponemos que el principal desafío en el uso humano será iniciar el tratamiento en etapas tempranas antes de que se pierda una cantidad significativa de tejido cerebral”.

La investigación, publicada en la revista Neurobiology of Aging, fue realizada por la estudiante de doctorado Ronit Shapira de la Facultad de Ciencias de la Vida de TAU; los profesores Beka Solomon y Dan Frenkel de la Escuela Sagol de Neurociencia y Facultad de Ciencias de la Vida de TAU; y el Prof. Shai Efrati de la Facultad de Medicina Sackler de TAU, la Escuela de Neurociencia Sagol y el Centro Médico Assaf-Harofeh.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*