Geriatricarea Meritene Nestlé

Las claves de un envejecimiento activo

Afortunadamente, la esperanza de vida de las personas aumenta progresivamente en la mayoría de países del mundo. Ante este hecho, incluso la OMS (Organización Mundial de la Salud) dirige nuestra atención hacia la importancia de mantenerse activo en nuestra vejez. Debemos aprovechar todas las oportunidades de mejora de nuestro bienestar físico, social y mental para no sólo ampliar nuestro recorrido vital, sino también poder disfrutarlo de la manera más saludable y productiva posible.

BJ Adaptaciones, empresa especializada en la tecnología de apoyo, reconoce la importancia de la práctica de hábitos de vida saludables, el ejercicio físico, la alimentación adecuada, el desarrollo de actividades intelectuales y el mantenimiento de buenas relaciones sociales como claves para conseguir que las personas mayores gocen de vidas plenas y felices. Pero, además, también desarrolla productos y servicios para conseguir estos objetivos.

geriatricarea BJ Adaptaciones envejecimiento activo

Las salas multisectoriales permiten la estimulación cognitiva en diferentes niveles de complejidad

En este sentido ya son cada vez más frecuentes las residencias y centros para mayores que disponen de salas multisensoriales para su atención. Son de gran utilidad para este colectivo puesto que, al envejecer, se presentan dificultades progresivas en las áreas sensorial, motriz, cognitiva y social.

Problemas recurrentes asociados con el envejecimiento

Con el paso de los años se puede producir el deterioro de ciertas capacidades, especialmente si no son puestas en práctica. Existen numerosas enfermedades neurodegenerativas con más prevalencia entre la población mayor. Entre ellas, las demencias plantean serias preocupaciones por el impacto que provocan en el bienestar de la persona, su familia y su entorno.

Los diferentes grados de afectación limitan más o menos la autonomía, a veces incluso desde las etapas más iniciales, y merman la participación en actividades. Esto conlleva sentimientos de frustración e inseguridad, alteraciones en el estado de ánimo y puede generar aislamiento, desconexión y alteraciones conductuales.

La pérdida progresiva de movilidad propia de edades más avanzadas también conlleva a menudo un efecto limitante para la persona y causa otras dificultades. Puede significar también la pérdida de entradas sensoriales relacionadas con el sistema táctil, vestibular y propioceptivo (el equilibrio, el movimiento, la posición y orientación de su cuerpo en el espacio).

El deterioro sensorial (presbicia, presbiacusia, disminución del tacto) dificulta la entrada de estímulos y en ocasiones significa el aislamiento de las personas mayores del mundo exterior.

Recursos para la promoción de un envejecimiento activo

Las salas multisensoriales SHX de BJ Adaptaciones suponen una mejora de la calidad de vida de las personas mayores. La estimulación mediante actividades adecuadas y adaptadas a cada persona que implican diferentes procesos cognitivos, sensoriomotores y sociales, fomenta la actividad y la participación ralentizando el deterioro, mejorando la autonomía y el estado de ánimo.

geriatricarea estimulación cognitiva BJ Adaptaciones

La versatilidad del sistema SHX y la potencia de los elementos de una sala multisensorial permiten crear ambientes y actividades personalizados, agradables y relevantes

Un entorno multisensorial es una herramienta terapéutica donde poder crear contenidos coherentes que alcanzan a la persona por diferentes vías sensoriales, adaptados a su historia, la etapa en la que está, sus necesidades y sus intereses, e incluyendo múltiples objetivos de intervención.

Podemos volver a la esencia, es decir, establecer ciertos estímulos para volver a vivir actividades de manera regulada con estímulos básicos, sencillos, agradables y coherentes, sirviendo como puerta de entrada para la estimulación cognitiva en diferentes niveles de complejidad.

Otra de las grandes características de las salas SHX es que pueden ayudarnos a compensar la falta de movilidad, aplicando estímulos complejos y potentes como la música, y facilitar la conexión y la comunicación, suponiendo una gran fuente de bienestar.

Si usamos otros elementos de intensidad regulable para cada uno de los sistemas sensoriales, podemos estimular y proporcionar información a sentidos afectados. Por ejemplo, los potentes estímulos visuales como tubos de burbujas o fibras ópticas favorecen el trabajo visual (fijar la mirada, seguimiento, enfocar, desplazarse hacia objetos, entre otros). O una persona con dificultades auditivas puede utilizar el mobiliario vibroacústico para seguir disfrutando de los sonidos de un vídeo.

La versatilidad del sistema SHX y la potencia de los elementos de una sala multisensorial permiten crear ambientes y actividades personalizados, agradables y relevantes para cada persona y tan sencillos o sofisticados como sea requerido.

Estas sensaciones placenteras y accesibles facilitan la conexión de la persona con su ambiente y la comunicación con sus familiares o cuidadores en un contexto muy positivo.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Opinión

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*