Geriatricarea Meritene Nestlé

Las sillas salvaescaleras minimizan el riesgo de caídas, mejoran la autonomía y garantizar la máxima seguridad

Los problemas de movilidad asociados a la edad dificultan cada vez más los desplazamientos y la autonomía de las personas mayores, incluso dentro de su propia vivienda. Las escaleras son una de las principales barreras a las que uno tiene que enfrentarse a diario, convirtiéndose en la primera causa de caídas en la tercera edad.

Un acto tan sencillo como subir y bajar las escaleras implica un sobreesfuerzo y un verdadero riesgo a las personas de edad avanzada, hasta el punto de plantearse, en ciertas ocasiones, cambiar de vivienda o ir a vivir a una residencia, tal y como advierten desde la firma Válida sin barreras, especializada en soluciones de accesibilidad.

geriatricarea sillas salvaescaleras

Las sillas salvaescaleras se instalan rápidamente y sin hacer obras en el domicilio del usuario

“Afectivamente, a todo lo mundo le gustaría quedarse en su casa, pero hay que hacerlo en las condiciones óptimas para vivir en un entorno accesible, comentan los especialistas de Válida sin barreras. En este sentido, y con el objetivo de minimizar el riesgo de caídas, mejorar la autonomía en el hogar y garantizar la máxima seguridad, esta firma pone a su alcance una amplia gama de sillas salvaescaleras.

Las sillas salvaescaleras son la solución perfecta para subir de una planta a otra de forma sentada, sin realizar ningún tipo de esfuerzo, hacerlo con total seguridad y sin ningún riesgo a caídas. Las sillas salvaescaleras son ideales para las personas mayores y para aquellas con movilidad reducida; son muy cómodas, se instalan rápidamente y sin hacer obras en casa. Así mismo, no solamente se instalan dentro de casa, sino también en las comunidades de vecinos, pues al ser plegables ocupan muy poco espacio.

Además, pueden instalarse en todo tipo de domicilios, ya que se hacen a medida de cada tipo de escalera. Por este motivo es necesario que un asesor técnico visite el domicilio, analice las características de la escalera y tome las medidas necesarias. Cada escalera es diferente, ya sea en forma (existen escaleras rectas o curvas) y en recorrido (no tiene el mismo coste una silla salvaescaleras para subir una plata que otra para subir dos plantas).

También existen sillas salvaescaleras para exterioresmodelos especialmente diseñados para la intemperie y preparados para hacer frente a las inclemencias del tiempo sin que se estropeen. Estas sillas salvaescaleras son perfectas para aquellas personas que quieran acceder, por ejemplo, a su patio o jardín y que ahora no pueden hacerlo por culpa de las escaleras.

Por otra parte, y pese a la creencia generalizada de que  instalar una silla salvaescaleras en casa o en una comunidad de vecinos es un lujo, desde Válida sin barreras se asegura que disponer de una silla salvaescaleras es una necesidad, una ayuda para mejorar la calidad de vida de las personas. Y ante esta necesidad es importante decir que existen sillas salvaescaleras para todos los bolsillos: el precio depende del tipo de escalera, del recorrido, de la silla elegida y de los accesorios opcionales


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*