Geriatricarea Tunstall

Perfil tipo del beneficiario tipo de una pensión no contributiva

El Imserso ha publicado el Informe sobre el perfil del pensionista no contributivo de jubilación o invalidez y del beneficiario de Prestaciones Sociales y Económicas para personas con discapacidad a diciembre de 2016. Se trata de un documento que analiza globalmente el conjunto de las pensiones y de forma específica las pensiones de jubilación e invalidez, así como aquellas pensiones de invalidez que han pasado a denominarse de jubilación al cumplir sus titulares 65 años.

El beneficiario tipo de una pensión no contributiva se corresponde con el perfil de una mujer española casada (aunque globalmente el número de pensionistas solteros es superior), que vive integrada en una unidad económica formada por dos y tres personas.

geriatricarea Imserso pensión no contributiva

Mujer española casada que vive integrada en una unidad económica formada por dos y tres personas, perfil tipo de beneficiario de una pensión no contributiva

Este perfil tipo definido para el conjunto de los pensionistas no contributivos es posible trasladarlo a los titulares residentes en cada una de las comunidades y ciudades autónomas, aunque con alguna peculiaridad.

Así, el estado civil mayoritario del beneficiario tipo en Andalucía, Canarias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Murcia y Melilla es el de casado; la preeminencia de las mujeres casadas no se produce en País Vasco y Navarra, mientras que la presencia mayoritaria de los casados entre los hombres pensionistas no contributivos solo se produce en las ciudades autónomas de Ceuta y, sobre todo, de Melilla, donde la proporción de hombres casados supera en un 34% al del total de los pensionistas varones en el conjunto de España.

Por otra parte, si se tiene en cuenta que más del 45 % de los titulares con domicilio en Aragón, Illes Balears, Castilla y León, Comunidad Foral de Navarra, País Vasco y La Rioja viven solos, es posible afirmar que su unidad económica de convivencia es menos extensa que la del resto de comunidades.

Las mujeres son mayoritarias en los distintos tipos de pensión y en casi todos los ámbitos territoriales. En este sentido, el número de varones que perciben una pensión no contributiva de invalidez es mayor en las Comunidades Autónomas de País Vasco y La Rioja, así como en las provincias de Palencia, Teruel, Lugo, Almería, Girona, Huesca, Córdoba, Sevilla, Ourense, y Burgos.

Respecto al estado civil, de la totalidad de los pensionistas no contributivos cabe destacar que el beneficiario tipo está soltero a excepción de Andalucía, Canarias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Región de Murcia y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla en las que está casado. Por otro lado, el estado civil más representativo de los hombres pensionistas no contributivos es el de soltero, salvo en Ceuta y Melilla, mientras que el de las mujeres es el de casadas, salvo en Navarra y País Vasco, donde están solteras.

Cabe destacar como significativa que la proporción de hombres pensionistas no contributivos casados en Melilla duplica a la que se refleja para el conjunto de los pensionistas varones del territorio español, así como la representación de mujeres viudas en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla es la más elevada del estado Español.

Si bien el 36,24 % de los pensionistas no contributivos viven solos, la forma de convivencia más habitual es la de estar integrados en una unidad económica de convivencia compuesta por dos y tres personas, que representan el 42,70 % del total de las situaciones analizadas.

No obstante, por su peculiaridad, es posible destacar que los beneficiarios de Ceuta que viven solos reflejan la proporción más baja de todas las comunidades y ciudades Autónomas, mientras que la participación de los pensionistas cuya unidad económica está integrada por más de cinco personas es la más elevada, por lo que la unidad económica es más extensa.

Por último, destaca que el 2,45 % de los titulares de pensión de invalidez desconozca el tipo de discapacidad que les afecta, así como el 5,89 % de los titulares de jubilación derivada de invalidez. No obstante, es posible afirmar que los pensionistas no contributivos de invalidez presentan preferentemente discapacidades de tipo psíquico, salvo en Castilla – La Mancha, la Región de Murcia, Ceuta y Melilla, donde las discapacidades más representativas son las de tipo físico. Por el contrario, los pensionistas de jubilación derivada de invalidez tienen preferentemente por discapacidades de tipo físico, salvo en Navarra y País Vasco donde las de tipo psíquico presentan una mayor representación.

Llaman la atención algunos datos anómalos, que tal y como indica el Imserso, repercuten de forma indirecta en los datos globales del Estado. Así, por ejemplo, la totalidad de los pensionistas en la Comunidad Foral de Navarra viven solos. Por otro lado, el número de beneficiarios de pensión de invalidez o de jubilación derivada de invalidez que perciben complemento por necesidad de otra persona en la provincia de Álava y en la Comunidad Autónoma de Valencia es mayor que el de aquellos que acreditan un grado de discapacidad igual o superior al 75 %, requisito exigido a efectos del reconocimiento del citado complemento.

Los interesados pueden consultar al completo y descargar el Informe sobre el perfil del pensionista no contributivo de jubilación o invalidez y del beneficiario de Prestaciones Sociales y Económicas para personas con discapacidad a diciembre de 2016 aquí.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*