Geriatricarea Tunstall

Programa de ejercicio y actividad física para ancianos

Un artículo de Javier González Nubla, Médico Gerontólogo

Programa de ejercicio y actividad física para ancianos
La experiencia de la Residencia Albiz-Santiago Llanos. Sestaoko Egoitza (Sestao – Bizkaia)

El actual programa de ejercicio y actividad física que llevamos a cabo en la Residencia Albiz (Centro de titularidad foral con gestión privada con capacidad para 134 residentes todos con diferentes grados de dependencia) se gestó como un reto planteado desde el área médica del centro como herramienta para introducir la rutina del ejercicio físico frecuente y adaptado a las necesidades de cada usuario dentro de nuestras posibilidades, a partir del convencimiento de las bondades de la actividad física a cualquier edad (con sus particularidades en ancianos dependientes) y de la formación y la experiencia compartida al respecto con otros profesionales en diversos foros.

Geriatricarea programa de ejercicio y actividad física Javier González Nubla Residencia Albiz

Este programa de ejercicio y actividad física está concebido como una herramienta para introducir la rutina del ejercicio físico frecuente y adaptado a las necesidades de cada usuario

Apoyándonos en los datos publicados en la literatura y en las opiniones de los expertos sobre el tema, el cual está cada vez más presente en múltiples publicaciones, está claro que es necesario introducir la práctica de ejercicio habitual, multicompetente y programado en población anciana, también residenciada, como parte de su atención integral para mejorar o ralentizar pérdidas asociadas a la edad tanto en la esfera física como en la psíquica.

 

Programa de mejora

Para llegar al fin pretendido planteamos la elaboración y puesta en marcha de un programa de ejercicio y actividad física como propuesta de mejora en el contexto del plan de calidad del centro. Esta propuesta nos exigía un plan concreto, con sus objetivos, cronograma, medios a utilizar, etc, de modo que podíamos empezar a ponerlo en marcha y al mismo tiempo nos servía para medir la capacidad de respuesta de los profesionales, la adherencia de los usuarios, las posibles correcciones a futuro y el grado de viabilidad de la implantación real de un programa de estas características.

Así nació el “Programa personal de actividad física y ejercicio físico. 2014-2015”. Con los siguientes objetivos:

· Objetivo principal: Normalizar la actividad física de los residentes dentro de la rutina diaria como factor de vida saludable.

· Objetivos secundarios: promocionar la actividad física y el ejercicio frecuente en los residentes, fomentar la visión lúdica de la actividad física y el ejercicio y experimentar los beneficios de la actividad y el ejercicio físico en la vida diaria.

Propusimos un calendario entre mayo de 2014 y diciembre de 2015 para elaborar el programa e ir poniéndolo en práctica en fases sucesivas, y analizar los resultados a partir de diciembre de 2015. Se planteó la implicación multidisciplinar, aunque ha funcionado en diferentes grados. Con el médico de la residencia como responsable del programa.

Dificultades previstas. Se esperan dificultades en varios sentidos: contamos con recursos limitados en cuanto a tiempo y medios humanos, la población anciana de nuestros días no está familiarizada con la práctica regular de ejercicio.

Programa

Se diseña un programa que abarca diferentes tipos de ejercicios; lo que se ha dado en llamar ejercicio multicompetente. Basándonos en la literatura al uso se planean ejercicios de tipo cardiovascular, de fuerza/potencia, de flexibilidad y de equilibrio y coordinación. Se plantean grupos de actividad específica según el tipo de ejercicio, y, en algunos casos, con más capacidad de autonomía, actividades individuales.

Seleccionamos usuarios en diversos grupos según su autonomía y capacidad cognitiva para acoplar los diferentes ejercicios a sus características y para facilitar la introducción progresiva de los diferentes grupos, de forma que podamos ir valorando la idoneidad de los ejercicios, la correcta ejecución, etc.

Taller de la marcha

Actividad cardiovascular. Se propone como actividad para la deambulación. Se incorpora a usuarios que pueden andar de manera autónoma, aunque sea con ayudas técnicas o instrumentos de apoyo. Algunos de ellos salen a la calle; otros no tienen esa capacidad y les sirve para mantener la deambulación.

Se acota y se señaliza una zona llana, lisa, bien iluminada, en línea recta, sin obstáculos, de unos 8 metros de longitud, con un área de descanso para que puedan sentarse y dejar la ropa o los bolsos. Los participantes tienen su foto en la pared adyacente y un calendario mensual donde marcan los días de ejecución. (En general diario de lunes a viernes).

Se plantea como una actividad autónoma, autoadminsitrada y autoregistrada; aunque se observan dificultades en lo que se refiere a la práctica por propia iniciativa. Se pensó en ampliar el taller a residentes menos autónomos y/o con alteraciones cognitivas o de conducta que necesitarían ayuda para la práctica, pero que se podrían beneficiar de ella; sin embargo esta fase no se llega a ejecutar.

Aquellos usuarios que no pueden andar sustituyen el taller de la marcha por trabajo con pedaletas, sin resistencia.

Ejercicios de iniciación

Llamamos así a una batería de sencillos ejercicios de flexibilidad, elasticidad, etc de miembros, cuello… que se realizan al inicio de las diferentes actividades grupales de animación, terapia ocupacional, orientación a la realidad, etc.

Se trata de incluir en la rutina de ejercicios a usuarios más dependientes, con menos movilidad, que no tienen actividades de gimnasia para universalizar lo más posible la realización del ejercicio.

Los usuarios están distribuidos en diferentes grupos para trabajos con fisioterapeuta, psicóloga, animadora socio-cultural, terapeuta ocupacional según sus capacidades cognitivas y funcionales. Todos participan de una u otra manera en algún grupo. De forma que se calendarizan semanalmente diferentes tandas de ejercicios para practicar unos minutos (5-10) al inicio y/o final de cada sesión con cada uno de los grupos. Diario de lunes a viernes.

Fuerza/potenciación

Trabajo individual, dirigido a potenciar musculatura de miembros superiores e inferiores. Se incluyen en este tipo de trabajo a usuarios postrados en silla y/o dependientes para ABVD con el fin de facilitar su manejo autónomo de la silla de ruedas para los desplazamientos y/o mejorar su funcionalidad para transferencias o ABVD.

Además realizan este tipo de ejercicio otros usuarios que se han implicado en ello. Se trata de trabajo dirigido por médico en colaboración con fisioterapeuta/terapeuta ocupacional. Sentadillas, trabajo con mancuernas, tobilleras/muñequeras lastradas, picas lastradas con diferentes pesos 2-3 días por semana.

Equilibrio/coordinación

Trabajo individualizado y dirigido, destinado a unos pocos usuarios que se hace en el gimnasio. Juegos de ayer (rana, bolos…) adaptados a los mayores que se hacen en grupos. Música y baile. Periodicidad variable.

Situación actual

A partir de enero de 2016 finaliza el periodo de desarrollo del programa de ejercicio como plan de mejora para la gestión de calidad y se incluyen programa, actividades asociadas y usuarios en la rutina diaria de trabajo de los diferentes profesionales.

Se mantienen las actividades y los talleres.

Se orienta la actividad física en sinergia con los objetivos propuestos en el plan individual de atención de cada usuario y las actividades programadas para su cumplimiento. Por ejemplo: manejar la silla de ruedas de forma autónoma para ganar movilidad y acceso al wc, se trabajan predominantemente las extremidades y control del tronco (fuerza/potencia y coordinación/equilibrio).

La foto a día de hoy en números

Taller de la marcha
Participan diariamente, de lunes a viernes, 8 personas. Con velocidad y duración personalizada. Difícil adherencia porque requiere autonomía e iniciativa propia. Hay 3 personas más que lo realizan con frecuencia irregular precisando ser incentivadas para hacerlo. 4 personas con dificultad o imposibilidad para la marcha se ejercitan en pedaletas. 1 diariamente y las otras 2-3 días por semana. No incluimos en este apartado el programa paseos terapéuticos.

Ejercicios de iniciación
5 grupos. 86 residentes en total. Flexo-extensión de codo, hombro, pie, rodilla, cuello. Ejercicios mano-boca, manos-tobillos. Elevación de brazos. Y similares. 5-10 minutos, 2 veces al día, de lunes a viernes. Al inicio de actividades grupales dirigidos por el profesional que coordine la actividad que corresponda.

Fuerza/potenciación
Participan en este programa de manera regular 12 usuarios. Mayoritariamente en el gimnasio, de manera autónoma y con una frecuencia de 3 días por semana.

Coordinación/equilibrio
Independientemente de la actividad de música y baile que se hace con una frecuencia bimestral, la participación de manera rutinaria 2-3 veces por semana es de 3 residentes.

· Número de participantes en de las diferentes actividades del programa: 86.(64,17% del total de residentes)

· Número de usuarios que participan en 2 o más disciplinas: 12.(14% de los participantes).

· Número total de usuarios que han participado en algún momento en el programa: 102

· Numero de eventos adversos: 1. Se suspendió la actividad para esta persona.

Conclusiones

A falta de ulteriores valoraciones, que superan los objetivos de este artículo, podemos concluir lo siguiente:

– Tenemos margen de mejora en cuanto a la planificación y la adherencia a un programa de ejercicio; sin embargo consideramos que está consolidada la presencia de actividad física programada en nuestro centro

– El grado de adherencia supera el 60%. No nos hemos propuesto un objetivo cuantitativo en este aspecto, pero hay otros programas que tienen menos adherencia y permanecen vigentes.

– Entre los que participan más activamente, en varias disciplinas y son capaces de optar por dejarlo o seguir, deciden seguir.

– A modo de reto, el programa es por definición dinámico y debe evolucionar, renovarse e irse adaptando a las distintas realidades de nuestros residentes.

 

Sobre el autor: Javier González Nubla

geriatricarea Javier González Nubla Grupo BaebestenJavier González Nubla es Médico Gerontólogo, Licenciado en Medicina por la UPV (1991), Master Posgrado en Salud Laboral UPV (1993), Master Posgrado en Gerontología social y aplicada Universidad de Barcelona. (2002) y Diploma GREMMO en Medicina Manual Osteopática (1998).

Dedicado en exclusiva a la Geriatría desde hace más de 10 años en grupo líder en el sector en Bizkaia, es Médico en el Centro de Día Berria (Sestao – Grupo Urgatzi) desde 2006; Médico en la Residencia Albiz-Santiago Llanos (Sestao – Grupo Babesten) desde 2006 y Coordinador Área Sanitaria Grupo Babesten desde 2009.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Opinión

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*