Geriatricarea Tunstall

Recomendaciones para controlar de manera fácil la alimentación en la tercera edad

Un artículo de Nutrición y Cocina,
empresa especializada en asesoramiento nutricional

La atención que se le da a la alimentación en la tercera edad suele ser escasa pese a que las personas mayores, junto con los niños, mujeres embarazadas y lactantes son un grupo muy importante al que debemos ayudar a llevar una alimentación saludable y adecuada para su actividad y edad, ya que ellos por sí solos, en ocasiones y por diversos motivos, no lo consiguen.

Estos posibles déficits en la alimentación en la tercera edad, si se continúan en el tiempo, pueden llegar a favorecer que padezcan con más facilidad una enfermedad o tener una recuperación más lenta o de peor pronóstico que una con una alimentación buena, saludable y completa.

Por ello facilitamos una serie de sencillas pautas de alimentación en la tercera edad y explicaros cómo con el paso del tiempo nuestro cuerpo sufre cambios que también afectan a la alimentación.

Efectos del envejecimiento que afectan a la alimentación en la tercera edad
· Peso: el peso medio de la población, aumenta hasta la 5ª década de edad y después se estabiliza o decrece poco a poco.
· Talla: la talla media disminuye de 1 a 3 cm a partir de los 65 años más o menos. Existe variación en función de la raza y el sexo.
· Grasa: aumenta la grasa interna, que rodea a las vísceras, pero disminuye la grasa subcutánea. Esto hace que aumente el porcentaje de grasa corporal total.
· Pliegues: se pierde la elasticidad de la piel.
· Masa libre de grasa: disminuye como porcentaje del peso corporal por la pérdida de masa ósea y muscular.

Estas características hay que tenerlas en cuenta a la hora de dar recomendaciones sobre la alimentación en la tercera edad.

Necesidades nutricionales de la alimentación en la tercera edad

· Menor requerimiento energético: Debido a la pérdida de masa muscular, ocasionado también por el cese de actividad física.

· Mayor requerimiento proteico: Disminuye su síntesis de proteínas.

· Mayor necesidad de fibra: Debido a la pérdida de movilidad del tubo digestivo.

· Mayor necesidad de micronutrientes: Tienen mayor dificultad para la absorción de vitaminas y minerales. La pérdida de estrógenos a raíz de la menopausia provoca una mayor necesidad de calcio y vitamina D. Además, puede ser habitual entre las personas mayores salir poco de casa, por lo que laformación de vitamina D por acción de la radiación solar disminuye considerablemente.

· Mayor necesidad de agua: Pierden progresivamente la sensación de sed, por lo que hay que estar pendientes de que se hidraten correctamente.

· Menor ingesta de alimentos: Esto es provocado porque sus sentidos van disminuyendo la sensibilidad, por lo que no captan los olores y sabores correctamente. Esto causa la inapetencia por la comida. Otra causa importante son los problemas de dentición (dentadura), la disminución de la secreción de saliva o la dificultad para tragar determinadas texturas (disfagia) que pueden alterar la alimentación en la tercera edad.

A continuación, facilitamos una serie de recomendaciones con los que poder controlar de manera fácil la alimentación en la tercera edad:
 
geriatricarea alimentación en la tercera edad
Con estas recomendaciones conseguiremos que la alimentación en la tercera edad sea completa y cubra todos los requerimientos nutricionales específicos en esta etapa de la vida.

geriatricarea-nutricion-y-cocina

Nutrición y Cocina es una empresa que opera en distintos campos con el objetivo de mejorar la alimentación y, por tanto, la salud de las personas. Cuenta con profesionales especializados en asesoramiento nutricional, nutrición deportiva y análisis de la Seguridad Alimentaria que ofrecen los siguientes servicios:

  • Asesoramiento dietético y nutricional a empresas y colectividades(centros y residencias de mayores, guarderías, colegios o empresas de catering), mediante la elaboración de menús saludables y equilibrados, además de recomendaciones para las distintas ingestas del día.
  • Consulta nutricional en clínica, tanto a personas con algún tipo de patología o que desean mejorar su alimentación por una cuestión de salud o peso, como a deportistas y en centros y clubes deportivos.
  • Cursos de formación sobre nutrición y/o cocina para veganos, cocina para deportistas; así como cursos de formación para profesionales de la salud como, por ejemplo, el curso de cocina para Dietistas-Nutricionistas.
  • Educación nutricional en colegios, clubes deportivos, asociaciones, ayuntamientos y centros culturales, colectividades y empresas.
  • Divulgación de artículos, recetas, hábitos saludables y nociones sobre nutrición, además de establecer un contacto directo con los usuarios, mediante la web www.nutricionycocina.es y las redes sociales (Twitter,Facebooky linkedin)


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Opinión

Sobre el autor:

GeriatricArea es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector sociosanitario.

Escribe un comentario

*