La residencia, centro de día y hogar «La Verneda«, de titularidad de la Generalitat de Cataluña y gestionada por la Fundación Salud y Comunidad (FSC), ha recibido la acreditación «Cuidados de Demencias sin Sujeciones físicas« por parte de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA), a partir de la evaluación realizada según los criterios del modelo asistencial libre de sujeciones físicas de la Fundación Maria Wolff.

Este certificado avala que este centro barcelonés, con capacidad para 80 usuarios de residencia y 30 en el centro de día, ofrece cuidados y una mejor calidad asistencial a las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, y a personas que no presentan demencia, eliminando las ataduras físicas al aplicar una metodología probada por la Fundación Maria Wolff que ya ha obtenido muy buenos resultados y que además está respaldada por la CEAFA.

geriatriucarea Cuidados de Demencias sin Sujeciones fisicas

La residencia La Verneda ya luce la acreditación «Cuidados de Demencias sin Sujeciones físicas»

 

Una de las principales premisas en las que se basa este modelo es que una correcta atención puede favorecer la eliminación de las sujeciones y a la vez mantener, o incluso mejorar, la seguridad en los centros de mayores. Esto es posible mediante estrategias de apoyo y formación de todo el personal de los centros, fundamentalmente, en el campo de las demencias, prevención de caídas, evitación de sujeciones químicas y manejo de problemas afectivos y conductuales mediante terapias no farmacológicas.

La acreditación se ha realizado valorando aspectos de calidad asistencial a personas con demencia, a partir de parámetros objetivos que valoran la existencia de protocolos de seguridad pasiva (instalaciones y elementos que contribuyan a mejorar la seguridad del centro), seguridad activa (estructura organizativa y procedimientos orientados a reducir riesgos a la vez que se preserva la autonomía de los usuarios) y seguridad jurídica, orientados a proteger al centro y a sus profesionales.

En este sentido, se ha realizado una evaluación presencial del servicio, basada en una visita a las instalaciones, y se ha procedido a la revisión documental, realizándose una comprobación de procedimientos y entrevistas realizadas al equipo profesional, todo ello con el fin de evaluar el grado de implantación del modelo en “Cuidados de Demencias sin Sujeciones”, según indicadores de implantación de la Fundación Maria Wolff.

Este modelo aspira a orientar las culturas asistenciales a realidades más satisfactorias para las personas con demencia y sus cuidadores (sean familiares o profesionales), a través de diferentes protocolos y procedimientos que:

  • Dan una base de conocimientos en demencia a todo el personal asistencial para permitirle entender y actuar mejor frente a los retos asistenciales y de convivencia.
  • Previenen, resuelven o mitigan los problemas afectivos y conductuales, a veces asociados a las demencias, o por el mero hecho de vivir institucionalizadas.
  • Ofrecen toda la seguridad posible mediante técnicas de prevención de caídas. Este modelo de Cuidados de Demencias sin Sujeciones tiene como consecuencia la eliminación de las mismas.

Pese a ello, en España un gran número de residencias y centros de día mantienen con sujeciones físicas a las personas con demencias, atentando, de este modo, a su dignidad como personas. En torno a la mitad de las personas con demencia institucionalizadas en nuestro país, han sufrido el uso de sujeciones físicas durante períodos más o menos largos de tiempo, según señala CEAFA. Y ello, a pesar de que la medida haya quedado obsoleta, ya que son muchos los países en los que ha quedado demostrado que las sujeciones no se necesitan para ofrecer cuidados con una seguridad aceptable.

Por ello, la Fundación Maria Wolff y la CEAFA se han unido para crear un frente común y ayudar a los centros de mayores a adoptar un modelo de intervención de Cuidados de Demencias sin Sujeciones que les permita ofrecer una atención y cuidados específicos a la demencia, centrado en la dignidad de las personas, lejos de la utilización de cualquier tipo de sujeción.  Se trata de un modelo pensado para que los centros, a través de los diferentes servicios que ofrecen, puedan adaptarse a las necesidades individuales de cada persona (Atención Centrada en la Persona), respetando sus historias de vida.

Tal y como indican desde FSC, experiencias en otros países han demostrado que el cambio del paradigma asistencial se puede conseguir y ello puede ser posible a través de la formación y consultoría específica. As-i, por ejemplo, EE.UU. era un país que, como España, rondaba el 40% de prevalencia de sujeciones en residencias en los años 80. En la actualidad, varios estados han erradicado casi su uso, según apuntan desde CEAFA.