Geriatricarea Bimedica

Más de la mitad de los pacientes con Parkinson tardan hasta 5 años en recibir un diagnóstico

Pese a que el Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente entre la población adulta, la desinformación y los mitos en torno a esta enfermedad continúan profundamente arraigados en la sociedad. Este desconocimiento general provoca que más de la mitad de los pacientes tarden entre 1 y 5 años en recibir un diagnóstico.

En este sentido, desde la farmacéutica Zambon se recalca la importancia del estudio e investigación específico de esta enfermedad, no solo para el aprendizaje y formación de neurólogos, con la consiguiente mejora de la calidad de vida del paciente, sino también para visibilizar todos sus síntomas y desmitificar falsas creencias.

En España, la Sociedad Española de Neurología sitúa una prevalencia de la enfermedad de Parkinson del 4% en personas mayores de 85 años. No obstante, este trastorno del movimiento no es exclusivo de la tercera edad pues, según estimaciones de la Federación Española de Parkinson, un 15% de los pacientes no supera los 50 años e incluso se han encontrado casos en la infancia o adolescencia.

geriatricarea parkinson Zambon

El diagnóstico tardío del Parkinson se debe fundamentalmente a la incapacidad de asociar todos aquellos síntomas no motores con la enfermedad

 

Desde que aparecen los primeros síntomas, en muchas ocasiones asociados erróneamente a otras enfermedades, hasta que se establece un diagnóstico definitivo puede pasar una media de entre 1 y 5 años. Esta diagnosis tardía se debe, mayormente, a la incapacidad de asociar todos aquellos síntomas no motores con la enfermedad, lo que también acaba provocando que el suministro y la respuesta a los fármacos se retrase. Esta incertidumbre y el constante recorrido entre consulta y consulta provoca en el paciente un fuerte deterioro de su calidad de vida, a lo que también se suma la aparición de otros trastornos como depresión o alteraciones del sueño.

Conocer e identificar los síntomas puede ser clave para mejorar los tiempos de diagnóstico en la enfermedad de Parkinson. Por esto, la formación y especialización de los neurólogos en esta patología resulta primordial y clave para el reconocimiento temprano y el estudio del avance de la enfermedad en el paciente. Además, el aumento de la esperanza de vida de los últimos años ha provocado que la prevalencia de Parkinson sea cada vez mayor y, por tanto, que sea necesario impulsar activamente el estudio e investigación de la enfermedad.

Formación neurología, primer paso para la mejora del diagnóstico

Con el impulso del estudio en patologías relacionadas con los Trastornos del Movimiento como una de sus principales prioridades, la Unidad de Neurología de Zambon busca promover activamente la formación en enfermedades específicas del SNC, como la enfermedad de Parkinson.

Y es que, tal y como se incida desde esta Unidad, la mejora de la calidad de vida de los pacientes es posible si existen herramientas de formación y visibilización dentro del área médica y, en especial, para los especialistas en neurología. En este contexto, Zambon participa activamente en la organización constante de cursos, talleres y seminarios que fomentan el aprendizaje integral y garantizan la adquisición de nuevos conocimientos, técnicas y métodos asistenciales.

Cabe destacar la convocatoria anual, en apoyo a la Sociedad Española de Neurología, de la Beca de Formación en Neurología para la subespecialización en Trastornos del Movimiento que permite a médicos posgraduados en Neurología ampliar su conocimiento dentro de este área médica y formarse en un centro de referencia a nivel nacional. Además de los proyectos de formación, la implicación en el estudio e investigación de las enfermedades neurodegenerativas ha permitido a esta compañía farmacéutica desarrollar innovadores tratamientos para la enfermedad del Parkinson como el fármaco Xadago.

Actualmente, a través de la realización de una serie de ensayos clínicos, Zambon se encuentra sumergida en la mejora de su principal mecanismo de acción, la Safinamida, que además de haber demostrado su eficacia en el control y mejora de los síntomas motores y no motores de la enfermedad, también busca paliar el dolor crónico, mitigar la disquinesia inducida por levodopa y tratar la atrofia multisistémica.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Actualidad

Sobre el autor:

Escribe un comentario

*